Audio tour

Audio tourLYON UNESCO : SAINT-JUST/SAINT-IRENEE

2 sights

  1. Audio tour Summary
  2. Audio tour Summary

    La parte alta de la colina está dividida en tres barrios principales: Fourvière, Saint-Just y Saint-Irénée, aunque también se puede incluir Montauban. En este lugar podemos encontrar en un primer tiempo monumentos de la época romana con un parque arqueológico y un museo galo-romano, pero también monumentos religiosos del siglo XVI y del siglo XVIII, así como numerosas iglesias, un calvario y una basílica. Es por ello por lo que la colina de Fourvière se llama igualmente la “Colina que reza”.

    Esta colina es, en el 43 antes de JC, el lugar del nacimiento de la colonia romana que poco a poco se ha desarrollado hacia el Saona y la Presqu’Ile.

    Se conservan también algunas casas y calles estrechas del la ciudad de la Edad Media, hacia la parte alta (Oeste) de la calle Macchabées.

    La implantación de los conventos del siglo XVI al siglo XVIII permite proponer un número interesantes de monumentos vinculados a la “colina que reza”.

    Durante los dos primeros siglos de nuestra era, la ciudad prosperó hasta el año 197. El tercer siglo fue un largo periodo de disturbios. Y en el siglo IV, Saint-Jean se convierte en el centro de la ciudad substituyendo a Fourvière. A partir del siglo V, se construyen basílicas: Saint-Laurent en la Quarantaine, Saint-Just en la rue des Macchabées. En la Edad Media, hasta el final del siglo XI, las únicas construcciones importantes en lo alto de la colina se encuentran en Saint-Just y Saint-Irénée. La cripta de Saint-Irénée del siglo IX es uno de los vestigios relevantes. La meseta era una zona agrícola, con viñedos en las pendientes. Los edificios romanos se convirtieron en canteras para las nuevas construcciones.

    Desde la segunda mitad del siglo XVI hasta el final del siglo XVIII, se implantaron un gran número de conventos: Minimes, Capucins, Carmes Déchaussées, Bénédictines, Visitandines, Récollets, Ursulines, Lazaristes, de ahí el apelativo d “la Colina que reza”. Estos conventos desaparecieron después de la Revolución, pero numerosos edificios, transformados, existen aún hoy en día: l'Antiquaille, le collège Jean Moulin, la Maison Diocésaine,... La reconquista religiosa se produjo en el siglo XIX, con conventos pero también con colegios (Maristes, Lazaristes) y establecimientos hospitalarios (l'Antiquaille, Sainte-Croix). Y con la voluntad del clero, la ciudad adquiere terrenos para constituir el cementerio de Loyasse, que se convertirá en el cementerio de la burguesía lionesa. Por fin, la Basílica de Fourvière fue erigida entre 1891 y 1894.

    Monumentos y edificaciones relevantes :

    - El acueducto de Gier, Calle Cdt Charcot, Calle Roger Radisson y en el ángulo de la subida del Telégrafo,
    - Iglesia Saint-Irénée, Calle des Macchabées nº53, del siglo XIX en su estado actual, edificada sobre una cripta del siglo X-XI
    - Las tumbas antiguas, plaza Wernert,
    - Los restos de la Iglesia de Saint-Just, Calle Macchabées nº13-15, construida en tres periodos diferentes, del siglo V al XIII,
    - El cementerio de Loyasse,
    - El Fuerte Saint-Irénée y el Instituto Franco-Chino, Calle Soeur Bouvier

  3. 1 Calle Trion
  4. 2 Fuente de la calle Trion
  5. 3 Vestigios de las fortificaciones de Lyon
  6. 4 Montée du télégraphe
  7. 5 Jardines de la Visitación
  8. 6 Antiguo Monasterio de la Visitación
  9. 7 Calle Pauline- Marie Jaricot
  10. 8 Muro pintado, la Sarra
  11. 9 Acceso al parque de las Alturas, hacia Fourvière
  12. 10 Cementerio
  13. 11 Cementerio de Loyasse
  14. 12 Calle Cardenal Gerlier
  1. Audio tour Summary

    La parte alta de la colina está dividida en tres barrios principales: Fourvière, Saint-Just y Saint-Irénée, aunque también se puede incluir Montauban. En este lugar podemos encontrar en un primer tiempo monumentos de la época romana con un parque arqueológico y un museo galo-romano, pero también monumentos religiosos del siglo XVI y del siglo XVIII, así como numerosas iglesias, un calvario y una basílica. Es por ello por lo que la colina de Fourvière se llama igualmente la “Colina que reza”.

    Esta colina es, en el 43 antes de JC, el lugar del nacimiento de la colonia romana que poco a poco se ha desarrollado hacia el Saona y la Presqu’Ile.

    Se conservan también algunas casas y calles estrechas del la ciudad de la Edad Media, hacia la parte alta (Oeste) de la calle Macchabées.

    La implantación de los conventos del siglo XVI al siglo XVIII permite proponer un número interesantes de monumentos vinculados a la “colina que reza”.

    Durante los dos primeros siglos de nuestra era, la ciudad prosperó hasta el año 197. El tercer siglo fue un largo periodo de disturbios. Y en el siglo IV, Saint-Jean se convierte en el centro de la ciudad substituyendo a Fourvière. A partir del siglo V, se construyen basílicas: Saint-Laurent en la Quarantaine, Saint-Just en la rue des Macchabées. En la Edad Media, hasta el final del siglo XI, las únicas construcciones importantes en lo alto de la colina se encuentran en Saint-Just y Saint-Irénée. La cripta de Saint-Irénée del siglo IX es uno de los vestigios relevantes. La meseta era una zona agrícola, con viñedos en las pendientes. Los edificios romanos se convirtieron en canteras para las nuevas construcciones.

    Desde la segunda mitad del siglo XVI hasta el final del siglo XVIII, se implantaron un gran número de conventos: Minimes, Capucins, Carmes Déchaussées, Bénédictines, Visitandines, Récollets, Ursulines, Lazaristes, de ahí el apelativo d “la Colina que reza”. Estos conventos desaparecieron después de la Revolución, pero numerosos edificios, transformados, existen aún hoy en día: l'Antiquaille, le collège Jean Moulin, la Maison Diocésaine,... La reconquista religiosa se produjo en el siglo XIX, con conventos pero también con colegios (Maristes, Lazaristes) y establecimientos hospitalarios (l'Antiquaille, Sainte-Croix). Y con la voluntad del clero, la ciudad adquiere terrenos para constituir el cementerio de Loyasse, que se convertirá en el cementerio de la burguesía lionesa. Por fin, la Basílica de Fourvière fue erigida entre 1891 y 1894.

    Monumentos y edificaciones relevantes :

    - El acueducto de Gier, Calle Cdt Charcot, Calle Roger Radisson y en el ángulo de la subida del Telégrafo,
    - Iglesia Saint-Irénée, Calle des Macchabées nº53, del siglo XIX en su estado actual, edificada sobre una cripta del siglo X-XI
    - Las tumbas antiguas, plaza Wernert,
    - Los restos de la Iglesia de Saint-Just, Calle Macchabées nº13-15, construida en tres periodos diferentes, del siglo V al XIII,
    - El cementerio de Loyasse,
    - El Fuerte Saint-Irénée y el Instituto Franco-Chino, Calle Soeur Bouvier

Reviews

1 review

Review this tour
A minimum rating of 1 star is required.
Please fill in your name.
  • julien

    5 out of 5 rating 11-10-2015

    excellent merci